Uruguay Aplasta a Bolivia 3 – 0 y Continúa su Racha Triunfal en las Eliminatorias con Bielsa al Mando

En una demostración de autoridad y contundencia, la selección uruguaya dirigida por Marcelo Bielsa aplastó a Bolivia en el Estadio Centenario de Montevideo, consolidando su liderato en las Eliminatorias. Con un doblete de Darwin Núñez y un gol en contra de Gabriel Villamil, el equipo celeste no solo sumó tres puntos más a su cuenta, sino que también reafirmó la propuesta táctica que Bielsa ha implementado desde su llegada.

Marcelo Bielsa, reconocido por su enfoque táctico innovador y su capacidad para impulsar recambios generacionales, ha transformado por completo el rostro de la selección uruguaya. Alejándose de fundamentalismos tácticos, Bielsa ha construido un equipo pragmático capaz de adaptarse a las características de cada rival, como se evidenció en los enfrentamientos anteriores contra Brasil y Argentina, ambos resueltos con victorias (2-0).

El partido contra Bolivia presentó un desafío diferente para Uruguay, ya que la responsabilidad recaía totalmente sobre el equipo local. Bolivia, dispuesto en un 4-5-1, optó por una estrategia defensiva, buscando achicar espacios y cerrar los caminos hacia su arco. Sin embargo, Uruguay supo imponer su juego desde el primer minuto, manteniendo el control del balón con un impresionante 69% de posesión.

La táctica de Uruguay fue clara y efectiva. Los laterales, Araujo y Viña, se desplegaron por las bandas, brindando amplitud al ataque. Los volantes interiores, Valverde y De la Cruz, se sumaron desde atrás, estableciendo asociaciones con Pellistri y Olivera para abastecer a Darwin Núñez, máximo goleador de Uruguay en estas Eliminatorias con cinco tantos.

El primer gol, resultado de un desborde de Araujo capitalizado por Núñez, marcó el inicio de la avalancha celeste. A pesar de la desventaja, Bolivia no logró reaccionar y Uruguay continuó su búsqueda incansable. El segundo gol llegó tras un centro que generó un rebote del arquero Viscarra, culminando en un desafortunado gol en contra de Villamil.

El segundo tiempo fue un monólogo uruguayo, un despliegue de dominio en tiempo y espacio. Sin bajar la intensidad, la selección celeste selló su victoria con un tercer gol de Núñez, esta vez de cabeza. Bolivia, desdibujado y resignado, no logró inquietar a un equipo uruguayo que demostró superioridad en todas las facetas del juego.

Con Bielsa al mando, renacen las esperanzas en Uruguay. La ilusión se palpa en el ambiente, alimentada por un equipo que no solo está cosechando triunfos, sino que también está dejando una marca indeleble en el estilo de juego. La contundencia frente a Bolivia no solo refleja la calidad individual de los jugadores celestes, sino también la cohesión y la efectividad de un proyecto liderado por uno de los estrategas más respetados del fútbol mundial.

Uruguay, firme en la cima de las Eliminatorias, se prepara para los desafíos que vendrán. Con Bielsa al timón, el futuro de la selección celeste se presenta lleno de promesas y expectativas, dejando a los aficionados con la certeza de que hay un equipo dispuesto a dejar huella en la próxima cita mundialista.

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Publicaciones